Director General

Lic. Santiago Olivera

Queridas familias:

Quiero saludarlos y darles mi bienvenida al inicio del Ciclo 2018.


Nos convoca un nuevo año de trabajo por nuestros chicos. Ahí vamos. Queremos poner toda nuestra energía y dedicación para hacer que sea muy bueno.

 

Con ocasión de nuestro reencuentro quisiera renovar nuestro mutuo compromiso: trabajar juntos en la formación integral de los alumnos, promoviendo el desarrollo de sus potencialidades, cada uno en la etapa que está, avanzando en el camino personal hacia su realización plena. Como niño, como joven, como hermano, como amigo. Como ciudadano libre y comprometido con la comunidad humana, como hijo de Dios agradecido y confiado, entusiasmado por la vida.


Mirando ahora la meta que parece lejana del fin de año, tenemos en claro que queremos llegar ahí con logros, con crecimiento en cada uno de nuestros chicos. Será fruto de nuestro trabajo personal y comunitario.

En lo que respecta al personal del Colegio, ya desde diciembre como momento natural de evaluación y febrero como preparatorio del año, nos encontramos en la dinámica de la mejora. Hubo revisiones y reflexiones, hay reelaboraciones, adecuaciones, nuevos planes de acción. Entendemos que para mantenernnos como colegio de excelencia no alcanza con evitar desaciertos o repetir lo que funcionó bien, debemos estar atentos permanentemente a la mejora.


Probablemente durante el año perciban esta búsqueda y en algún punto también se sientan partícipes. No podría ser de otra manera. Es que no solo queremos trabajar juntos, sentimos que necesitamos hacerlo.


Y todavía más: ya sabemos que nos da grandes satisfacciones, claro que sí.

Cerrando este saludo me valgo de la lectura del evangelio de hoy. Ahí Jesús se transfigura y se muestra radiante a tres de sus apóstoles haciéndoles patente que la fuerza de Dios está en él. Ellos quieren entonces quedarse así. Sin embargo Jesús los remite de nuevo a lo cotidiano: es necesario transitar el camino diario del esfuerzo y del dolor, sin perder de vista que en lo oculto, con la ayuda de Dios, se está construyendo una realidad sólida y gloriosa: el amor venciendo todos los males, el Reino.

Para este año los frailes agustinos han elegido un lema que bien puede representar estas cosas dichas. Nuestra vocación y nuestra fuerza está en trabajar juntos. Será con horarios, cuadernos, libros, reuniones, celebraciones y mucho más. Pero con lo cotidiano no sólo hacemos lo fácilmente visible. Más bien, con la ayuda de Dios, estamos edificando esa realidad que supera los sentidos.

Animo a todos entonces a este gran año a recorrer en comunidad. Al cabo de él podremos decir con satisfacción que Juntos construimos la Ciudad de Dios.

Cordialmente,

CONTACTO

COLEGIO SAN AGUSTÍN

Orden de San Agustín

Instituto Privado (A-151)

Agüero 2320 • C1425EHZ • C.A.B.A.

(54911) 4802-4724

Vicariato "San Alonso de Orozco"

INSTITUTO SAN MARTÍN DE TOURS

Buenos Aires • Argentina

COLEGIO SANTA RITA

Montevideo • Uruguay

COLEGIO MILAGROSO NIÑO JESÚS DE PRAGA

Salta • Argentina

COLEGIO SANTO TOMÁS DE VILLANUEVA

Salta • Salta

COLEGIO SAN AGUSTÍN

Santa María, Catamarca • Argentina